Cuando pasas la mitad de tu vida viviendo con una valija (y compartiendo tus aventuras trotamundos con miles de seguidores), el hogar es más que un lugar para dejar tu equipaje entre viajes. La estilista, escritora y fotógrafa de viajes Lucy Williams explicó cómo construyó una carrera a partir de su pasatiempo con su blog fashionmenow y por qué su piso de West London es acogedor y moderno, pero nunca perfecto para Insta.

‘La moda es mi experiencia, pero los interiores son definitivamente algo que a medida que maduro, más me gusta. Es bueno que exista la oportunidad de cruzarse; ya no tenés que ser un experto en un sólo campo. Me encanta eso. Todavía estoy averiguando si mis gustos de moda e interiores están al unísono. Tengo cosas en este apartamento que compré hace unos años, cuando todavía estaba resolviendo lo que era, mientras que ahora siento que si me mudo, tengo una visión mucho más distintiva de lo que me gusta. Es lo mismo con la moda, te pueden gustar muchas cosas, pero no necesariamente funcionan para vos. Con mi casa, se trata de resolver eso: podría mirar algo y pensar ‘¡Oh, me encanta, necesito tenerlo!’ luego llevarlo a casa y pensar ‘oh, realmente no funciona’.

` Me gustan muchos los textiles y colores y creo que mi casa es un poco más femenina que mi estilo: puedo ser bastante marimacho pero me gusta que mi casa sea bastante suave y acogedora. Supongo que tal vez esté en desacuerdo con lo que está de moda en este momento. Hay una tendencia real entre los millenials instagrammers para camas que literalmente son solo un colchón en el piso con sábanas de lino. Estoy como, ‘¡No!’ Siempre he tenido muchas almohadas, cuanto más alta, cuanto más grande es la cama, mejor. Me gusta mucho la iluminación, velas, obras de arte y demás, así que supongo que lo minimalista no es lo mio ”.

“Es gracioso a veces en esta casa, cuando voy a tratar de tomar fotos, pienso” Dios, desearía haber pensado en Instagram “porque realmente no tengo ningún lugar en la casa que sea una pared blanca. Tengo un espejo hasta el suelo en mi horrible cuarto de caja en el que no dejo entrar a nadie. Creo que eso es lo que sucede cuando has superado ligeramente el espacio, hay una habitación que acaba convirtiéndose en un vertedero para todas tus cosas. Si volviera a armar este lugar, creo que sería muy diferente. Creo que es porque no fue diseñado, solo fue pintado y compré pedazos de muebles, pero definitivamente no es un hogar para siempre. Creo que en el próximo lugar, me gustaría tomarme más tiempo y llenarlo con cosas que amo. Todavía estaría lleno de desorden, pero tal vez un poco más refinado y considerado.

‘Comencé mi blog como una forma de hablar sobre lo que no estaba haciendo en mi trabajo diario como comunicadora de tendencias. Lentamente, comencé a dedicarle más tiempo y energía, trabajando tardes y fines de semana. Luego sucedió la vinculación de afiliados, por lo que pude obtener comisiones de las personas que compran productos a través del blog. Tuve varios proyectos y después de unos seis meses de trabajar bien en el blog, hacer proyectos y trabajar a tiempo completo, sabía que necesitaba un cambio y que no había nada que quisiera hacer, excepto trabajar para mí. Di el salto pensando que tal vez dentro de seis meses vuelva a estar tentador. Dos días después de que dejé mi trabajo, estaba en un avión a Barcelona para hacer un trabajo publicitario y simplemente continuó. En este trabajo, debes trabajar duro y dejar que la pelota ruede un poco y ver a dónde te lleva.

No necesitas estar ‘calificado’ para ser un blogger, cualquiera puede ser uno. Mientras que algunas personas ven eso como algo negativo, yo lo veo como algo sorprendente, especialmente si te permite hablar sobre lo que amas, hacer lo que amas y ganarse la vida mientras lo haces. Me encanta el hecho de que esta industria ha permitido que muchas mujeres sean emprendedoras, trabajen desde casa, hagan su propia carrera después de tener hijos. Tengo más problemas con la palabra ‘influencer’ que con ‘blogger’. Creo que porque implica que partimos con el único propósito de alentar a las personas a comprar. Hay algo clave en eso: sin mis seguidores realmente no tengo trabajo, pero cuando comencé no había dinero para ganar, era solo una salida creativa y terminó siendo un trabajo. No es una palabra que usaría sobre mí.

Agradecimientos: Soho Home, Lucy Williams.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.