El movimiento en pequeños incrementos puede mejorar tu bienestar.

Si trabajas con la computadora, ya sea en casa o en otro lugar, a menudo estás sentado durante un gran porcentaje de tu día, por lo que es importante encontrar formas de moverse más durante el día para que tu sangre fluya.

Para beneficiar tanto a tu cuerpo como a tu mente, encuentra aquí algunos ejercicios que puedes hacer para ayudarte a tomar un descanso o hacer algunos de esos minutos de ejercicio tan necesarios.

Rotaciones de Brazos

1.Siéntate o párate en una postura neutra con los pies separados al ancho de las caderas.
2.Extiende los brazos hacia los costados formando una T, con las palmas hacia el piso.
3.Manteniendo los brazos extendidos a cada lado de tu cuerpo, gíralos para que las palmas queden mirando hacia el techo. Ten cuidado de no dejar que tus hombros se encojan.
4.Repite el movimiento a un ritmo desafiante durante 30 segundos a un minuto.

Marchando Sentado

1.Asegúrate de que la altura de tu silla esté ajustada de manera que tus muslos estén paralelos al piso.
2.Siéntate en una postura neutral a medio camino hacia adelante en tu silla, con las manos sosteniendo ligeramente la parte delantera de tu asiento.
3.Contrae los abdominales y exhala para levantar un pie del piso sin cambiar la posición de la parte inferior de la espalda, la pelvis o inclinarse hacia un lado u otro.
4.Baja la pierna y alterna los lados.
5.Repite 8 veces en cada lado. No dejes que tus piernas hagan el trabajo por ti. Este es un ejercicio abdominal.

Entrelazado

1.Asegúrate de que la altura de tu silla esté ajustada de manera que tus muslos estén paralelos al piso.
2.Siéntate en una postura neutral a medio camino hacia adelante en tu silla.
3.Coloca las manos detrás de la cabeza con los codos anchos y visibles por el costado del ojo.
4.Contrae los abdominales, exhala y levanta la rodilla izquierda mientras gira el torso para alcanzar tu codo derecho hacia su rodilla izquierda.
5.Repite 8 veces por lado.

Sentadillas

1.Párate un par de pulgadas frente a tu silla en una postura neutral con las piernas paralelas y los pies separados al ancho de las caderas.
2.Contrae los abdominales, exhala y lleva los brazos hacia adelante mientras inclina el torso hacia adelante manteniendo la columna vertebral en la posición neutral.
3.Dobla las rodillas mientras bajas las caderas hasta que estes justo por encima del asiento de tu silla. Mantén tus rodillas alineadas con tus pies y no permitas que se extiendan más allá de tus pies.
4.Inhala y luego presiona los talones para volver a ponerte de pie.
5.Repite 8 veces.

Flexiones

1.Frente a la superficie de trabajo, párete a una distancia de 3 a 6 pulgadas en una postura neutral.
2.Coloque las manos separadas al ancho de los hombros en el borde de la superficie de trabajo.
3.Dobla los codos y las rodillas para bajar el torso. Ten cuidado de no dejar que los codos se ensanchen y no encojas los hombros.
4.Estira los codos y las rodillas para volver a la posición inicial.
5.Repite 8-12 veces.

Pulsos de Glúteos

1.Párate frente a la superficie de trabajo y coloca las manos separadas a la altura de los hombros, inclina el torso ligeramente hacia adelante y lleva una pierna hacia atrás con el pie en punta.
2.Contrae los glúteos para levantar la pierna del piso, pero solo hasta donde llegue cuando actives los glúteos.
3.Baja la pierna.
4.Repite 8-10 veces, cambia de pierna y repite.

Cisne

1.Párate frente a la superficie de trabajo, retrocede un poco y coloca tu cuerpo de manera paralela a la superficie.
2.Contrae los abdominales para apoyar tu espalda.
3.Mantén las manos sobre la mesa e inhala mientras desliza los omóplatos por la espalda y levantas la parte superior del cuerpo hacia adentro.
4.Exhala y regresa a la posición inicial.
5.Repite 3-6 veces.

Colaboración de Haworth

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.