Temporada alta de eventos, la casa se abre para recibir amigos y familia. Son los espacios de encuentro por excelencia. La arquitectura moderna le dice chau a los quinchos tradicionales. Ese lugar tan popular solía estar ubicado en el fondo de la casa. Sin embargo, la arquitectura moderna lo reinventó. Te contamos de qué se trata esta tendencia que llegó para quedarse.

Exclusivos de las casas grandes con terrenos amplios, le decimos adiós a los quinchos como los conocíamos hasta ahora. En la actualidad, las parrillas se trasladaron a las galerías. Allí se concentran hoy las reuniones y comidas con amigos y familia.

La relocalización del “quincho”

El espacio de encuentro que se daba en los quinchos tradicionales, están cada vez más integrados al resto de la casa. En la actualidad, en cambio, se busca una continuidad de los espacios internos hacia los externos. Las galerías suelen ser el lugar donde se proyecta este nuevo espacio gourmet. Hoy las parrillas se reubican y ganan los espacios más cercanos a las cocinas. Esta cercanía permite, además de comodidad en el traslado de utensillos y elementos, poder utilizarlo en invierno, trasladando la comida adentro. Cada vez es más frecuente proyectar una extensión de las galerías con pérgolas armadas con columnas tradicionales y techos en variedad de estilos: caño, tejas o machimbre son algunas de las alternativas.

¿Por qué el cambio?

La arquitectura moderna está cada vez más al servicio del confort. Los quinchos constituían un ambiente más de la casa, generalmente alejado y poco práctico. Hoy la funcionalidad es un aspecto clave a la hora de diseñar los espacios. Los nuevos espacios de reunión se rediseñaron. Además de la proyección en la galería, si la superficie es más reducida al quincho tradicional, este espacio suele adaptarse a la cochera cubierta. Otra opción es una extensión o continuación o en “L” a la galería para ampliar la superficie a utilizar.

La orientación, un ítem a tener en cuenta

El viento es un factor determinante en este tipo de cocina abierta. A la hora de proyectar este espacio es fundamental tener en cuenta la orientación de la parrilla. Lo ideal es establecerla en contra al sur y sudeste, ya que el viento suele soplar con mucha fuerza en esta dirección.

¿Cuáles son los materiales más utilizados?

Su arquitectura y diseño es tan amplia como variedad de casas existen. Las dos tendencias más elegidas son la industrial y la rústica debido a la versatilidad de los materiales que protagonizan estos estilos.

● Industriales, tanto el hormigón como el microcemento suelen ser grandes aliados de estos espacios. Resistentes y visualmente correctos suelen ser los más elegidos.

● Rústicos, tanto los revestimientos en madera como los de piedra suelen ser parte de las parrillas modernas. Otra opción duradera y visualmente estética son los ladrillos a la vista. En cuanto a la piedra, su calidad es altamente recomendable al paso del tiempo y los cambios extremos de temperatura. Las galerías con parrillas integradas también aceptan un diseño minimalista adoptando líneas simples y rectas.

Confort y practicidad a la orden del día

Mix de living con espacio de estar, es importante considerar algunos detalles para hacer de esta tendencia un lugar totalmente utilizable. ● Cuando proyectamos el espacio, es importante destinar alrededor de 3 metros de largo para ubicar una parrilla cómoda y práctica. ● El espacio de la mesa debe ser amplio y cómodo. Hay que considerar la posibilidad de extender la mesa si se suman más invitados. ● Suele ser útil e indispensable tanto una bacha como una canilla cercano a la parrilla. Puede sumarse además un mueble de guardado o alacena

Por: Lucía Quiroga

Créditos: Manifesto, Estudio Ren, casahaus.net, Revista Axxis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.