Una de las costumbres que nos dejará la cuarentena fue la obligación a amigarnos con el home office. Sin duda, hacer del lugar donde nos disponemos a trabajar un espacio acogedor, colaborará con la tarea de trabajar en casa. A continuación, te damos algunas ideas para acomodar, ambientar y sumar funcionalidad a tu espacio de trabajo.

El homeoffice llegó para quedarse. Integrar nuestro espacio de trabajo al hogar, no siempre es tarea sencilla. Según un relevamiento de opinión realizado por la Red Internacional de Educación para el Trabajo, del total de las personas consultadas, un 80% asegura que esta teletrabajando y de ellas un  63% manifiesta el deseo de seguir trabajando bajo esta modalidad cuando pase la pandemia.

La creatividad e improvisación hogareña en algunos casos logró buenos objetivos pero en otros puso en jaque nuestra columna.

Algunas claves para que nuestro espacio de trabajo rinda

Como primera medida, es clave armar tu espacio. Si no tenías un escritorio es momento de crearlo. A continuación algunos consejos:

  • El lugar: La primera gran pregunta es: ¿en qué espacio de la casa nos instalamos? Te aconsejamos que sea en uno que reciba luz natural y lo más alejado de las distracciones.
  • Un escritorio o mesa: sin duda, la clave de un home office rendidor depende en parte de esta elección. Procura encontrar uno que se adapte a tus necesidades y rubro. Puede ser tan solo una mesa, o bien, un escritorio con cajones.
  • El asiento: Las sillas ergonómicas lideran las consultas de sitios online especializados y es otro de los puntos importantes a considerar. La postura de nuestra espalda es clave. Hoy existen en el mercado una enorme cantidad de opciones.
  • Considerar siempre la postura: Además de elegir una buena silla y una mesa, elevar la notebook es otra buena idea para ayudar a nuestra espalda. .
  • Mantener el orden: No solo nos ayudará a concentrarnos sino que facilitará nuestro trabajo. Utilizar lapiceros, contenedores y elementos para catalogar otros será clave para optimizar el espacio de trabajo.
  • La iluminación: no solo la luz natural es importante. Una buena lámpara de mesa  e incluso una cercana de pie te ayudarán a mejorar el entorno lumínico de tu espacio de home office.

¿Qué mejor que trabajar en un espacio que nos de satisfacción? Cuando la pandemia sea cosa del pasado, las cosas habrán cambiado para siempre. Hoy, el 47% de las compañías de la región aseguran que sostendrán el teletrabajo después del coronavirus, según un relevamiento realizado por Apex America, una empresa especializada en Customer Experience en Latinoamérica.

Te invitamos a pasar por la sección oficina de nuestra web y elegir lo que más se adapte a tu necesidad.  El futuro del trabajo ya llegó, y se llama home office.

Por: Lucía Quiroga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.