Si estás pensando en renovar algún ambiente de tu hogar, jugar con colores es una de las mejores alternativas.

En este artículo te contamos cómo podes sumar originalidad a tus espacios sumando toques de color.

Incorporar tonos vivos y con fuerza tanto en los elementos decorativos, muebles y textiles renovará automáticamente el ambiente.

¿Cómo aprovechar el poder del color?

Algunos tips:

  • Sin duda, utilizar el blanco mate como base de los ambientes en donde sumaremos color es la mejor opción.
  • Contrastar el mate con acabados luminosos brillantes será una excelente alternativa.
  • Con la llegada del otoño, aumentar el color de los interiores de nuestras viviendas es un excelente recurso para iluminar los espacios
  • Elegir elementos combinables y sustituibles por otros cada temporada, como ser ropa de cama, almohadones, cortinas o alfombras.

La regla del 60 -30- 10 ¡Infalible!  

Si estamos incursionando en la decoración con color, esta regla es la mejor aliada para no errar en las combinaciones.

El 60 se refiere a porcentaje del color predominante, el 30 al del color secundario y el 10 del color de acento. En la mayoría de las ambientaciones debemos introducir únicamente tres colores en la decoración y cada uno en el porcentaje mencionado para que la habitación a decorar luzca equilibrada y en armonía.

Distinta temperatura de colores y texturas

Sumar color nos permite también jugar con mix de texturas. Por ejemplo: se puede complementar madera o cemento alisado/ hormigón con tonos ocres en la gama del amarillo o naranjas.

La madera es muy amiga de los turmalina o turquesas. Un ambiente rústico con shocks de color serán siempre una buena propuesta y también una manera accesible de re decorar nuestros ambientes.

Puedes modernizar un ambiente decorado con tonos neutros y muebles sencillos mediante la incorporación de almohadones o alfombras, por ejemplo. Incluso anímate a textiles rústicos en combinación con un ambiente moderno, te sorprenderá el resultado final.

Mezclar colores con texturas será todo un desafío. Si tenés dudas sobre cómo combinar muchos elementos, utiliza siempre como base tonos neutros, tanto en algunos de los accesorios como en las texturas a combinar (blanco mate y  gris en todas sus tonalidades)

Blanco, el gran aliado de decorar con con color

Un tono blanco puro y mate es siempre un gran aliado. Pero un hogar absolutamente blanco termina siendo monótono. Anímate a incursionar con detalles de color contundente, para poder jugar con otras tonalidades.

Algunas sugerencias de colores de pared y muebles

Para empezar, debemos considerar los colores complementarios. Por ejemplo, los tonos rojizos combinan a la perfección con el verde.

  • Los fondos o paredes grises con mobiliario amarillo
  • Paredes azules y muebles blanco: combo clásico infalible
  • Fondos verde agua con objetos en tonos rosados y melocotón
  • Los fondos en color esmeralda o turquesa combinados con maderas en tonos oscuros.

Si no te animas al color, sumarlo en detalles es la mejor opción

Recordá que la mejor manera de renovar el hogar con toques de colores en mediante los accesorios. Textiles, paredes y muebles son un muy buen primer paso para actualizar la atmósfera y generar una nueva energía.

Renová tus espacios y empezá a disfrutar de un ambiente totalmente renovado.

Por: Lucía Quiroga

Créditos: Anthropologie, Cottagemodern, Pinterest, Homemodish

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.